Periodistas encubridores de delitos

En los últimos días hemos podido observar como ciudadanos afectos al gobierno han sido asediados por opositores irracionales no solo en los Estados Unidos, sino en otras latitudes del mundo como España, Inglaterra y Australia, al punto que han sido atacadas comisiones diplomáticas por el simple hecho de representar al Gobierno Nacional, situación tal que atenta contra los principios de soberanía de cualquier país.

digalo aqui

Es impresionante ver como el odio y la intolerancia se han apoderado de  los venezolanos en el exterior quienes por pensar distinto al Gobierno Nacional han perdido los cabales y los estribos.

Específicamente desde principios de la semana dos representaciones diplomáticas del Gobierno Bolivariano fueron víctimas de acoso. La primera situación se presentó en la Gran Manzana donde la Policía de la ciudad de Nueva York arrestó a un venezolano de 30 años que el pasado 12 de mayo agredió a un diplomático en la sede de la Misión Permanente de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU). El sujeto que manifestó ser opositor al Gobierno Bolivariano, se presentó en la sede de la Misión, a la una de la tarde y le solicitó a la recepcionista una lista del personal de la Misión, con el objetivo de usarla en una manifestación para llamar a la persecución y al acoso de todos estos trabajadores. La mujer le explicó que no podía proporcionarle tal información, y ante la negativa, el hombre comenzó a proferir gritos e improperios dentro de las instalaciones de la Misión a cargo del embajador Rafael Ramírez.

Uno de los diplomáticos presentes le solicitó que abandonase el edificio, pero el agresor intentó imponerse físicamente  y le arrebató el carnet que lo acredita como funcionario del organismo de la ONU y escapó. Luego del ataque, el hombre publicó imágenes del carnet que acredita al funcionario como diplomático en Naciones Unidas en las redes sociales, acompañado de mensajes que instigaban a la violencia en contra de este empleado público. El hecho fue reportado en la fecha como agresión verbal y física la Policía de Nueva York, que hoy dio cuenta de  la aprehensión del sujeto e inició las investigaciones correspondientes al caso.

Ny

El segundo hecho se registró cuando dos ciudadanos venezolanos fueron arrestados por la Policía australiana cuando se disponían a lanzar bombas de pintura contra el Viceministro venezolano de Exploración e Inversión Ecominera, Víctor Cano,  quien  participaba en un evento en Perth (Australia). Los venezolanos quedaron identificados por las autoridades australianas como Arnaldo Valdemar Vivas Pérez y Andrea Aurrecoechea Díaz quienes  ingresaron al ‘Latin America Down Under’, luego de forjar documentos y pagar la suma de 1.900 dólares, como costo de la entrada al evento donde se reúnen las potencias mundiales del sector minero. Cabe destacar que el ministro para el Desarrollo Minero Ecológico, Jorge Arreaza, señaló a Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional, de haber enviado una carta para “alejar a inversionistas de Venezuela” en el evento de minería desarrollado en Australia.

No se necesita ser un experto en leyes ni en derecho internacional para saber que hay países que poseen  un estamento legal que castiga cualquier acción criminal ante hechos que atente contra la integridad de las personas y los bienes cuando estos se ven amenazados.

Sin embargo, debido a la ola de acosos y hechos violentos hacia venezolanos mal llamados chavistas, enchufados o rojos rojitos en el exterior diversos periodistas venezolanos muchos en el exilio han iniciado una campaña de concienciación dirigida a los inmigrantes venezolanos, con el objeto de que tomen conciencia al momento de arremeter contra cualquier otro connacional, ya que dichas acciones  podrían presentar cargos judiciales hasta la extradición.

Esto deja entrever que los comunicadores sociales apoyan estos hechos fascistas, debido a que buscan dotar de herramientas a los criminales para que sigan cometiendo sus fechorías dentro del orden de la ley para que no sean penados.

Esto se pudo observar durante la transmisión del programa Dígalo Aquí conducido por los periodistas Yatzú López y José Pernalete en la cadena  El Venezolano, donde entrevistaron a Álvaro Zabaleta, Vocero del Departamento de la Policía del Condado de Miami Beach. Es de resaltar que el objeto del programa fue informar a los ciudadanos las implicaciones legales que pueden conllevar el efectuar disturbios, protestas y manifestaciones en sitios públicos en el Estado de La Florida.

fff

Entre las recomendaciones encontramos las siguientes:

  • En Estados Unidos  la gente puede protestar dentro del límite siempre y cuando pidan permiso ante las autoridades para efectuar la protesta.
  • No pueden efectuar disturbios en las vías públicas, centros comerciales, locales comerciales y residencias. Razón por la cual aconsejaron esperar a las personas a las afueras de los establecimientos, específicamente en la acera. No obstante, recalcaron que mientras esperan que las personas abandonen el sitio deben hacer llamados por las redes para agrupar a más personas y  con ello hacer la protesta más contundente.
  • En cuanto al acoso en las residencias  (CASAS) señalaron que esto es un delito, debido a que las mismas forman parte de la violación a  la propiedad privada y en EEUU las leyes son más DENSAS en esos casos, ya que están violando los derechos de propiedad privada del ciudadano quiere decir que este puede llamar a la policía y de verificarse la violación se pueden ejercer cargos.
  • En relación  a las grabaciones en EEUU estas se permiten, no obstante, señaló el especialista que durante ese proceso no se pueden cruzar palabras con la persona que son grabadas porque se le estaría invadiendo su privacidad y violando sus derechos y allí si abrían cargos por intimidación. Además recomiendan tener una distancia prudencial porque se estaría violando el derecho a la paz.

En todo momento Álvaro Zabaleta recomendó pensar con la cabeza y no con la emoción para así lograr el éxito en las protestas, ya que de lo contrario se generarían problemas mucho más grandes que compartir espacios con personas de diferente pensamiento.

Sinceramente esta aptitud de estos periodistas así como la de Patricia Poleo violan el Código de Ética del Periodismo ese al que juraron lealtad y cumplimiento ya que están promoviendo acciones discriminatorias.

Ahora nos preguntamos

¿Se puede usar el periodismo como herramienta para incitar al odio?

¿Será que las autoridades internacionales harán llamado a los venezolanos en sus países para que eviten acciones intimidadoras en sus territorios?

¿Quién estará detrás de estas acciones criminales?

¿La oposición correrá con todos los gastos que generará la defensa de los ciudadanos aprehendidos en el exterior?

Saque usted sus propias conclusiones…..

 

Anuncios