Tun, Tun el sonido odiado por la Oposición

No es tiempo de navidad pero como se ha puesto de moda ese villancico que dice Tun, Tun ¿quién es? Si aunque usted no lo crea esa es la nueva Operación implementada por los Organismos de Seguridad del Estado para neutralizar amenazas orquestadas por factores de la ultra derecha venezolana. Quienes vienen implementado acciones violentas para desestabilizar la paz del país y con ello atemorizar a la población.

Cabe destacar que esas acciones vandálicas y terroristas han sido el resultado del cumulo de factores como la intolerancia, las ansias de poder, el odio,  el irrespeto, la comprensión, entre otros que al ser combinados producen una mezcla explosiva en contra de cualquier política pública implementada por el Ejecutivo Nacional.

1

Es de resaltar que en los últimos años algo que ha caracterizado a la oposición es el uso indebido de las redes sociales en todas sus dimensiones, con la finalidad de intimidar, indagar, crear zozobra y atemorizar a la opinión pública nacional e internacional haciendo eco de falsos rumores en relación a la situación actual del país. Esto quiere decir que se ha tergiversado el fin de estas que no es otra cosa que informar, educar, orientar y compartir diversas versiones de una misma realidad.

En cuanto al manejo de las redes sociales se debe tomar en cuenta que la oposición tiene diversos puntos a su favor entre ellos: manejo de tecnología, equipos de alta gama, acceso ilimitado al internet, conocimientos avanzados, entre otros.

Todo lo antes mencionado le permiten a la derecha encubrirse en el mundo 2.0 de una forma medianamente segura para cometer sus fechorías, no obstante, como dicen por allí no existe crimen perfecto, porque a pesar de lo anterior los Organismos de Seguridad de Venezuela cuentan con un personal altamente calificado para detectar cualquier delito informático que atente contra la integridad física y psíquica de la ciudadanía. Sin embargo, acá el tema neurálgico no es la destreza de los funcionarios, sino la aptitud de los cibernautas quienes al estar detrás de una pantalla, un móvil celular, un teclado, una tableta o cualquier otro dispositivo se sienten poderosos y grandes, eso sí, hasta que escuchan el sonido de su puerta cuando la justicia llega. Ya que allí muchos bajan su aptitud y ponen de manifiesto que son personas de la tercera edad, que padecen alguna enfermedad terminal y se han visto casos de algunos que aseguran que esos no son ellos, esto con la finalidad de escurrir el bulto.

2

Diversos análisis de las redes sociales han arrojado que en Venezuela existen usuarios con más de dos perfiles lo que da a entender que uno es el verdadero en relación a su identidad y el otro es falso. En la mayoría de las veces el falso es usado con la intención de fijar posición ante situaciones sin que sea vinculado el ciudadano en cuestión. Sin hablar de aquellos que solo usan una cuenta pero con identidad falsa que los hace meterse en el personaje siendo lo que ellos no son en la realidad.

Se debe reseñar que esto no solo pasa con el mundo virtual, ya que muchos opositores al Gobierno Nacional instigan al odio, planifican y ejecutan acciones terroristas en vivo y directo y cuando son capturados por las autoridades muchos se desmayan, fingen enfermedades entre ellas la demencia, le da subidas de tensión entre otras que no pasan más allá de una vulgar fiebre de pollo.

3

Si de nombrar se trata de esta lista no se nos salvan Antonio Rivero, Ángel Vivas, Richard Blanco, Antonio Ledezma, Henrique Capriles, Inesita la Rebelde, El Padre José Palmar, entre otros quienes ante las autoridades han descolgado su ímpetu y confesado su verdad.

4

Ahora nos preguntamos:

¿Qué hace que la gente al estar al frente de las autoridades deponga su aptitud?

5

¿El uso indebido de las redes sociales aumenta el autoestima?

¿Será que el hecho de estar detrás de un monitor te da superioridad ante el resto?

¿Será posible que la oposición acude al mundo 2.0 como una forma de sadismo para hacerse creer que gozan de popularidad?

Saque usted sus propias conclusiones…….

Anuncios

El uso de la FAN en la Cuarta República

Desde la llegada de Hugo Chávez al poder la Fuerza Armada Nacional Bolivariana ha estado en boca de la opinión pública, no obstante,  los principales críticos de la ruptura de paradigmas en la FANB han sido los antiguos generales, quienes eran los encargados de avalar los diversos actos de corrupción cometidos por los presidentes de turno, cabe destacar que entre estos arcaicos oficiales podemos citar a: Vicealmirante Rafael Huizi Clavier, General de División (Ej.) Fernando Ochoa Antich, General de División (Av.) Maximiliano Hernández Vásquez, General de División (Ej.) Carlos Julio Peñaloza, Vicealmirante Mario Iván Carratú Molina, Tcnel Iván Ballesteros, entre otros.

1

Es del conocimiento público que en la década de los años 80 y 90 las Fuerzas Armadas Nacionales como eran denominadas anteriormente, estaban orientadas y guiadas bajo la Doctrina de Seguridad impuesta por los Estados Unidos. Cabe resaltar que esta dominación empezó con el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, suscrito en la ciudad de Rio de Janeiro en 1948 al poco tiempo de haber culminado la Segunda Guerra Mundial. Es desde allí en donde Venezuela quedó atada con el Imperio a cumplir su doctrina, adquirir su equipamiento, adoptar sus maniobras, entre otras acciones que respondieron a los intereses de los gringos con el objeto de mantenernos pisados con su bota.

2

Durante el generalato de los antes citados, se incrementó las listas de oficiales venezolanos formados en la Escuela de las Américas, donde se le adiestraba al personal militar en la persecución de grupos irregulares, en la tortura y desaparición física de personas en contra del Gobierno. Tal  cual como sucedió el 4 de octubre de 1982, en la masacre de Cantaura, donde una operación militar llevada a cabo por diferentes fuerzas de seguridad del gobierno de Luis Herrera Campins  masacraron a unos muchachos en las cercanías de la ciudad de Cantaura en el estado Anzoategui.

Del mismo modo, hablar del proceso de ascenso en la Cuarta República es un tema que causa escozor  en el sentir social, ya que los procesos de méritos se daban de acuerdo a la influencia que pudiera tener el Presidente del momento ante el Congreso. En ese período, las promociones tenían un sello, eran adecas o copeyanas, y estas salían “beneficiadas o perjudicadas”, de acuerdo al presidente que mandará en ese instante, acá el tema de exaltación no era importante y se imponía el dicho del que, a buen árbol se arrima, buena sombra lo acobija. La dirigencia de la Lusinchi, Pérez y Caldera le hacían ver a la opinión pública que las FAN eran apolíticas y no deliberantes, sin embargo, eso era una fachada, ya que existían dentro de las filas militares dos corrientes partidistas.

3

En los años 80, la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas Nacionales venezolanas era reducida a pesar de que muchos oficiales se habían formado en el Norte, ya que no contaban con la práctica necesaria al momento de un conflicto y tal situación se corroboró en el incidente de Caldas en agosto de 1987 en el Golfo venezolano cuando el Ministro de Defensa, General de División, Italo del Valle Alliegro, permitió que Jaime Lusinchi, Comandante en Jefe, dirigiera las acciones bajo los efectos del alcohol…. Sin duda tal evento pudo haber culminado en una guerra entre Colombia y Venezuela.

4

Además no podemos dejar pasar por alto en 1987 el momento en el que Blanca Ibáñez se uniformó de General  y comandó acciones de índole militar en la tragedia del Limón en la ciudad de Maracay. Acá una vez más los integrantes de esa abominable fuerza militar permitieron que los caprichos personales se impusieran por encima de la Constitución del momento y las leyes. Y aplaudieron tal ridiculez con honores militares.

5

Ahora nos preguntamos

¿Con que dinero todos esos generales se mudaron al exterior al momento de su pase a retiro si es del conocimiento público que los militares no poseen sueldos ostentosos?

¿Tendrán cargo de conciencia estos generales por la violación de Derechos Humanos durante su permanencia en el alto mando militar?

¿Por qué razón no hablan de los actos de corrupción cometidos durante sus gestiones en la compra de armamentos?

¿Por qué estos generales no hablan de las mejoras que ha ofrecido el Gobierno Revolucionario a los militares en situación de retiro?

Saque Usted sus propias conclusiones………